Hola a tod@s, mis queridos amig@s.

“La prisa mata”, repiten de forma incesante los vendedores de los zocos de Marrakech cuando intentas regatear con ellos. Siempre hay negocio, siempre hay escucha.

Es curioso como a una hora y media de avión, el mundo cambia y se transforma radicalmente: hay vida por todas partes con la gente en las calles, algarabía, movimiento, colores, aromas, música y sobre todo, otro ritmo.

Ni mejor ni peor, diferente.

Para el que no lo conozca, vivir la plaza de Yamaa El Fna es algo que hay que hacer en esta vida. Bien sabe lo que digo todo aquel que haya estado allí.

Y si paramos a pensar, no pueden estar más acertados:

¿Cuántos errores cometemos en el trabajo? Hay miles de artículos sobre seguridad del paciente, pero hoy no toca dar reseñas de pubmed.

¿Cuántas cosas nos perdemos por ir rápido? La vida es eso que pasa mientras hacemos planes para el futuro…Esas cosas que muchas veces nos dan miedo y que solo ocurren en menos del 10% de las ocasiones, pero que pueden con el 90% de nuestras preocupaciones.

Estamos de vuelta y con otra mirada que desde el Sur. Más pausada y más vital, poniendo el foco en lo que hacemos.

Sin más, nos vemos luego en el Hospital 12 de Octubre. Presentamos allí el Proyecto para los Servicios de Medicina Intensiva, pero está abierto a tod@s, como siempre.

¿Quién se anima?

Feliz Martes,

Gabi

2020-03-04T15:31:00+00:0017 marzo, 2015|

2 Comentarios

  1. Anónimo 17 marzo, 2015 en 7:27 am - Responder

    Tu percepción de la plaza Yamaa el Fna y de Marrakech sería otra si fueras mijer. Y sí, la prisa mata. Buena presentación

  2. Anónimo 17 marzo, 2015 en 10:28 am - Responder

    Eso es mindfulness!!! Poner el foco en lo que se hace en cada momento ��
    Marisol

Deja tu comentario